Convocan sesión espiritista para hablar con Cosplayer que pasó de moda.

¡Comparte con tus amigos!

Organizador de convención se reúne con espiritista para tratar de revivir a cosplayer que dejó de ir a eventos.

Test2

Preocupandose por el exito de su nueva oferta en convenciones mexicanas, la Tsugimanía, evento que reunirá varios conceptos retro, Luis Roberto Buendia buscó a una cosplayer que, para los estandares del medio, ya esta pasada de moda, pero despues de no encontrarla en su fanpage y ver que la ultima vez que la invitarón a un evento fue en lejano año de 2014, decidió contactar con un grupo de espiritistas para una sesión espirtista y poder invitarla por medio de Ouija.

Para documentar esta sesión Luis Roberto contactó a El Quisquilloso, invitandonos a asisitr argumentando:

Como dice Woody Allen “El ochenta por ciento del éxito consiste en estar allí“, asi que cuando nadie me pudo darme el paradero de la cosplayer en los últimos 3 meses asumí inmediatamente que había muerto, por lo que contacté a un espiritista quien me aseguró podría ponerme en contacto con ella. Espero poder contactarla y que lleve su cosplay de Elsa, para mantener el tema de lo retro.

El Espirtista, quien pidio que nos refirieramos a él como Maestro Astrál, conocía muy bien estos casos, cosplayers que de pronto dejan el medio por madurar el mundo mortal y solo permanece su espiritu, recalcó que este proceso era más facil que invocar a un demonio, solamente se necesita el nick (nunca el nombre real) de la persona que se quiere invocar y un efecto personal, mencionando que los Prints firmados o calendarios de años pasados, funcionaban muy bien.

El ritual comenzó con el Maestro Astrál dibujando un circulo de transmutación (ala Full Metal Alchemist) y colocando un tripie y camará junto a una lona, recreando un stand de fotografía, despues de decir una invocación que puede o no haber sido la letra de Pegasus Fantasy, lanzó el print de la cosplayer al circulo y de pronto ¡FLASH! una figura espectral apareció, con el cosplay que jamas pudo acabar en vida y una lugubre peluca azúl.

– ¿Quíen osa molestar mi retiro no-permanente del cosplay? Rugió la figura, en una voz penetrante y ronca. “Yo, te invoque porque quiero que seas invitado en mi convención”; respondió rapidamente Buendia.

La figura de pronto soltó un alarido ensordecedor y frente a ojos de todos los presentes, se transformó en una niña con un cosplay de epocas pasadas, no podemos confirmar si era de Kuroshitsuji o Inazuma Eleven, déspues, en una voz chillona continuó… Ahh bueno, ¿me vas a pagar viaticos? ¿Voy a poder vender prints? ¿Qué tan grande será mi foto en el cartel del evento?

¡Las cosas han cambiado mucho desde tus epocas, ya no es 2013!” Refutó Buendia, alegando que ahora es la cosplayer la que tiene que rogarle al organizador y llevar su cosplay más revelador, solo por tener un pequeño cuadro en el cartel, que por el precio de sus viaticos habrá 10 cosplayers novatas que llevarían la versión sexy de cualquier personaje de moda.  El espiritu invocado lanzó una tormenta de arena en respuesta, mientras todo el stand retumbaba, una impresora cercana empezo a imprimir versiones sin photoshopear del print, mientras la figura berreaba sus demandas.

Finalmente, mientras el Maestro Astrál mantenía en ataduras al espiritu rebelde, Buendia logró negociar con el espiritu un trato que dejo ambos satisfechos: la cosplayer regresaría del mundo laboral y adulto, de los espiritus, por una última convención, donde ella ganaría lo que todo cosplayer pasado de moda quiere de nuevo: volver a ser relevante.

Estaremos informando sobre Tsugimanía y sus planes para convertirse en la mejor convención de anime y manga de México en siguientes notas.